Kulubá, joya arqueológica del oriente yucateco, será abierta al público

Kulubá, un sitio maya del nororiente de Yucatán que tuvo una relación importante con las urbes mayas de Ek’ Balam y, particularmente, Chichén Itzá, será abierto al público este año como un nuevo polo...

Kulubá, un sitio maya del nororiente de Yucatán que tuvo una relación importante con las urbes mayas de Ek’ Balam y, particularmente, Chichén Itzá, será abierto al público este año como un nuevo polo de atracción turística enfocado a atraer más visitantes en esa región del oriente de la entidad.

Según el reconocido arqueólogo yucateco, Alfredo Barrera Rubio, este sitio llegó a convertirse en parte de una gran red de comercio y de control territorial hacia la costa norte durante la época preshispánica.

El primer reporte arqueológico de esta zona tuvo lugar en 1941, cuando Wyllys Andrews IV publicó unas notas y un croquis del sitio, como resultado de un recorrido que hizo a fines de diciembre de 1939.

Este investigador resaltó la presencia de elementos arquitectónicos “maya toltecas” o “mexicanos”, similares a los de algunos edificios de Chichén Itzá.

Desde hace muchos años, el sitio ha sido objeto de acciones de investigación y rescate de algunas de éstas encabezadas por el propio Barrera Rubio, quien en sus publicaciones y conferencias ha destacado que es uno de los pocos sitios de esta región que aún conserva arquitectura en pie.

Además de que el lugar está clasificado bajo la clave 16Qe (4)1 en el Atlas arqueológico de Yucatán (Garza Tarazona y Kurjack, 1980), como un sitio de rango III.

El sitio pertenece al municipio yucateco de Tizimín, en la región noreste del estado de Yucatán, a 37 kilómetros de la cabecera municipal referida y a 212 kilómetros de la capital yucateca.

Actualmente, la Secretaría de Fomento Turístico de esta entidad ya inició un proceso de la mano del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que en septiembre de este año se abra al público el acceso, según lo confirmó en entrevista el secretario de Fomento Turístico, Saúl Ancona Salazar.

El funcionario detalló que en breve se daría a conocer la inversión que canalizará el ejecutivo local para lograr ese objetivo, el cual incrementaría el flujo de turistas hacia la zona oriente de la entidad, pues será un atractivo adicional a Chichén Itzá que se encuentra cerca de Kulubá.

“No hemos dejado de buscar alternativas para generar mayor derrama económica, y para ello, es preciso continuar con la coordinación entre los diferentes sectores involucrados y sin duda Kulubá es un gran resultado de esa coordinación.

“Es un gran sitio arqueológico y su rescate sitio representa una importante oportunidad para que Yucatán pueda atraer una parte de los 10 millones de turistas que llegan al vecino estado de Quintana Roo cada año”, añadió.