En la delegación Gustavo A. Madero, fue detenido un sujeto mientras realizaba actividades de narcomenudeo y relacionado con una tentativa de homicidio en agravio de un hombre al que hirió con arma de fuego en dos ocasiones.

El fiscal Desconcentrado de Investigación en dicha demarcación, Óscar Tonathiu Vázquez Landeros, refirió que tras ser puesto a disposición del Agente del Ministerio Público por narcomenudeo, las labores de la Policía de Investigación relacionaron al detenido con dicha tentativa de homicidio cometida el 14 de enero.

Informó que por ese evento, el representante social solicitó la orden de aprehensión correspondiente, y una vez cumplimentada, presentó ante un Juez de Control, las pruebas necesarias para vincularlo a proceso por el delito de tentativa de homicidio calificado, por lo que se le impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que el pasado 14 de enero, mientras el ofendido se encontraba en un puesto semifijo de venta de cerveza, localizado en la colonia Gabriel Hernández, fue sorprendido por el imputado, quien accionó su pistola y lo hirió en una pierna.

Relató que la víctima corrió para resguardarse en un negocio de comida, donde fue atacada nuevamente, esta vez en su espalda, mientras que testigos de los hechos solicitaron el apoyo de paramédicos, para trasladarlo a un hospital, y notificaron a policías de la agresión; sin embargo, el sujeto logró escapar.

Apuntó que un día después, el 15 de enero, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública que llevaban a cabo labores de vigilancia en dicha demarcación, lo detuvieron en flagrancia por delitos contra la salud.

Con base en sus rasgos fisonómicos y media filiación, se determinó su probable participación en el ilícito señalado, por lo que se llevó a cabo una diligencia de reconocimiento, en la que testigos lo identificaron plenamente como el responsable, añadió.

Refirió que el imputado se encuentra dentro del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, en espera de que concluya el plazo de dos meses fijado por el juzgador para el cierre de investigación complementaria, y de ser encontrado responsable de los hechos, podría alcanzar una sentencia de hasta 33 años y ocho de prisión.