El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, recriminó la tardanza de la administración local en la evaluación y reconstrucción de vivienda afectada por los sismos.

Al participar en el foro “Propongamos ideas y proyectos para construir una mejor ciudad”, opinó que se ha burocratizado la reconstrucción y que el gobierno capitalino perdió la oportunidad de emitir un decreto de emergencia para resolver la problemática de acreditar la propiedad.

Mencionó que muchas personas cuyos departamentos fueron afectados por los sismos perdieron sus documentos entre los escombros y no pudieron acceder a los apoyos para renta de una vivienda.

Recordó que luego de los terremotos de 1985 se creó un decreto para facilitar la escrituración para recuperar la propiedad y moverse a un mecanismo de apoyo.

Consideró que para la reconstrucción en la ciudad primero se debe segmentar la población de acuerdo con su situación económica y crear un fondo para apoyar a los que menos tienen.

Explicó que debe haber, de manera inmediata, transparencia en lo que el gobierno local está haciendo en materia de reconstrucción, pero sobre todo avanzar en acuerdos para recuperación y apoyos.

Pidió que los recursos de la reconstrucción no se usen con fines electorales y añadió que las contralorías local y federal, así como autoridades electorales, deben velar porque esto no suceda. Confió en que no se utilice el perfil clientelista para condicionar los apoyos de la reconstrucción.

Sobre el tema de la legalización de la marihuana con fines recreativos en zonas turísticas del país insistió que se debe analizar pero no para la Ciudad de México, y aseguró que él jamás la ha probado.

Indicó que, si bien el debate debe seguir, hay temas más importantes en la ciudad, como el incremento de áreas verdes y promoción del deporte, así como la solución de otros problemas.

En ese sentido, insistió en que se debe tener una visión metropolitana para ellos, por lo que se debe crear una Comisión Coordinadora Metropolitana, integrada por los gobernantes de las ciudades del centro del país coordinadas por el Presidente de la República.

De esa manera, dijo, se podrían abordar problemáticas como agua, movilidad, seguridad, servicios múltiples como la recolección y destino de la basura, el transporte, sobre todo del Metro, entre otros.

“La corrupción es la gran plaga de la ciudad, no basta tener las mejores leyes en el papel si tenemos una aplicación subjetiva de la ley”, añadió.