El diputado federal Edgar Romo García, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentó una iniciativa para prohibir a instituciones financieras usar bases de datos o información de usuarios con fines de venta.

En el documento enviado para su análisis a las Comisiones Unidas de Hacienda y Economía, el legislador propone multas que van de 18 mil 872 a 150 mil 980 pesos a quien incumpla esa disposición.

“También les impediría a las instituciones financieras realizar esa práctica con personas que hayan manifestado su voluntad de no recibir dicha información o no ser molestadas en su domicilio, lugar de trabajo, vía correo electrónico o teléfono o cualquier otro medio”, precisó.

Romo García indicó que la iniciativa obedece a los constantes reclamos ciudadanos de que establecimientos bancarios y proveedores de servicios financieros realizan a través de distintas formas actos para ofertar sus bienes o productos.

“Se busca modificar diversos artículos de las leyes de Protección y Defensa al Usuario de Servicios Financieros y Federal de Protección al Consumidor”, agregó el legislador priista.

Por último aseguró que la iniciativa surge de la necesidad de fortalecer el derecho de privacidad, además reforzaría las atribuciones de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).