Panelistas del Foro Internacional “Después del 19S ¿Cómo Construir una mejor ciudad?” se pronunciaron por tener autoridades comunes que atiendan los problemas de seguridad, agua y movilidad que son los más graves que afectan la zona metropolitana.

En el panel  “Construir una mejor ciudad: retos y oportunidades para la gobernanza de la megalópolis” el moderador Alejandro Poiré decano de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tecnológico de Monterrey, consideró indispensable que la reconstrucción de la Ciudad de México y la Zona Metropolitana sea una labor compartida.

“No solamente hay un reto en términos de colaboración de las distintas organizaciones, sino fundamentalmente de las distintas autoridades”, indicó.

A su vez el senador Mario Delgado recordó que seis de cada 10 mexicanos vive en  zonas metropolitanas  y a pesar de ello, todo el entramado jurídico, político y administrativo no corresponde a la dinámica de las ciudades.

“Eso impacta de manera directa en la calidad de vida de las ciudades, porque se vuelve muy ineficaz la provisión de servicios públicos y ello tiene que ver directamente con la competitividad de las ciudades. Seguimos pensando de una manera y vivimos de otra. Eso genera muchas ineficacias. No tenemos autoridades metropolitanas”, agregó.

Por ello se deben pensar de manera distinta las ciudades y sentar nuevas bases jurídicas, tener una planeación integral y “no por cachitos” dispersa ni fragmentada.

En su momento, la delegada en Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez indicó que el agua y la movilidad, que son problemas claves para las ciudades  por lo que se debe invitar a los ingenieros a participar en las políticas públicas.

El secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la capital, Felipe de Jesús Gutiérrez consideró que a nivel regional el marco jurídico es insuficiente, pues falta establecer obligaciones comunes falta para autoridades y habitantes del en el Valle de México.

Aseguró que si bien no se cumplieron los malos pronósticos que perfilaban más de 40 millones de habitantes en la ciudad para el año 2000,  la mancha urbana ha crecido seis veces.

Hay 96 unidades político administrativas en la metrópolis: 16 delegaciones, 51 municipios del estado de México, y 21 de Hidalgo, aunque se reconozcan en los instrumentos sólo a Tizayuca. “Tenemos que tender a consolidar una estructura operativa que reconozca el carácter metropolitano”, apuntó.

El secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano del Estado de México, Enrique Jacob Rocha dijo que desde el estado de México los retos y las responsabilidades también son enormes.

Llamó a aprovechar lo que se ha hecho, los instrumentos para la gobernanza metropolitana, y además partir de un reconocimiento de que se pueden hacer cosas buenas y positivas.

Asentó que cuando el Valle de México se conceptúa como “la Ciudad de México y su periferia”,  se está ante un problema que reconoce que en la capital están las oportunidades de trabajo, de economía y cultura, mientras el resto de lugares son dormitorios.