El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, aceptó hoy la renuncia del ministro de Gobernación, Francisco Rivas, quien presentó su dimisión en medio de escándalos de corrupción que involucran a exfuncionarios, diputados y empresarios.

En rueda de prensa, el vocero presidencial Heinz Hiemann, dijo que el mandatario aceptó la renuncia del ministro de Gobernación, pero no explicó los motivos del retiro de Rivas, quien se desempeñó en el cargo desde que asumió el gobierno, el 14 de enero de 2016.

El portavoz se limitó a decir que el cambio en la cúpula del Ministerio de Gobernación busca “potencializar las capacidades” de la dependencia, responsable de la seguridad, en la lucha contra el crimen.

El presidente Morales nombró para el cargo a Enrique Antonio Degenhart Asturias, quien se desempeñaba como interventor de la dirección general de Migración de Guatemala.

Junto al ministro Rivas también renunciaron el viceministro encargado de seguridad, Ricardo Guzmán, y la viceministra de Gobernación, Vilma del Rosario Xicará, informó Hiemann.

Antes de que se oficializará su salida del Ministerio de Gobernación, Rivas informó que, de acuerdo con la investigación del Ministerio Público (MP), se notificó a la Interpol la orden de captura internacional contra 11 prófugos implicados en el caso denominado “Traficantes de influencias”.

El MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) capturó el jueves a ocho exfuncionarios de la autoridad recaudadora de impuestos y empresarios que formaron una red de corrupción que obtuvo ganancias por al menos 19 millones de quetzales (unos 2.7 millones de dólares).

El MP y la CICIG, dependiente de la Naciones Unidas que colabora en la lucha contra el crimen organizado y la corrupción, pidieron un antejuicio –retiro de la inmunidad -, del diputado Felipe Alejos y del juez Adrián Rodríguez.

Alejos es vicepresidente del Congreso, cuya junta directiva para el período 2018-2019 asumió el pasado 14 de enero. Es señalado en la investigación de los principales beneficiados con las comisiones que cobraba la estructura criminal por agilizar la devolución del crédito fiscal a empresas.

Los ilícitos se realizaban con personal de la Superintendencia de Administración Tributaria, cuyo extitular, Rudy Villeda, y otros exfuncionarios figuran entre las ocho capturas cumplidas el jueves.