– La Iglesia de Los Santos de los Últimos Días (Iglesia Mormona) pidió hoy al Congreso de Estados Unidos una rápida actuación para proteger a los jóvenes "soñadores" de la deportación.

“Llamamos a nuestros líderes nacionales a crear políticas que brinden esperanza y oportunidades para aquellos, a veces denominados 'dreamers', que crecieron aquí desde una edad temprana y para quienes este país es su hogar”, indicó la Iglesia en un comunicado publicado en su sitio oficial en internet.

Estos jóvenes, “han construido vidas, buscado oportunidades educativas y han sido empleados durante años en función de las políticas vigentes. Estas personas han demostrado la capacidad de servir y contribuir positivamente en nuestra sociedad, y creemos que se les debe dar la oportunidad de continuar haciéndolo”, señaló.

La iglesia afirmó que si bien "la inmigración es un problema complejo y, a veces divisivo (...) creemos que nuestra primera prioridad es amarnos y cuidarnos unos a los otros como Jesucristo nos enseñó”.

“Los problemas de inmigración y estatus legal son motivo de preocupación para muchos de nuestros miembros”, apuntó.

“La mayoría de nuestros primeros miembros de la Iglesia emigraron de tierras extranjeras para vivir, trabajar y adorar, bendecidos por las libertades y oportunidades que se ofrecen en esta gran nación”, enfatizó.

La iglesia, que está establecida en 188 países del mundo, reconoció que cada nación debe determinar y administrar sus políticas relacionadas con la inmigración y aseguró que no aboga por ninguna solución legislativa o ejecutiva específica.

“Esperamos que, en cualquier solución que surja, haya una disposición para fortalecer a las familias y mantenerlas unidas", confió.

Agregó que reconoce que "cada nación tiene el derecho de hacer cumplir sus leyes y asegurar sus fronteras y que todas las personas sujetas a las leyes de una nación son responsables de sus actos en relación con ellas”.