La diputada federal Melissa Torres Sandoval, del Grupo Parlamentario Nueva Alianza exhortó a las autoridades a reforzar sus acciones de verificación de análisis microbiológicos y limpieza de garrafones en establecimientos purificadores de agua para certificar la potabilidad del líquido.

En un comunicado de Nueva Alianza, la legisladora señaló la necesidad de solicitar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y los Departamentos de Regulación y Fomento Sanitario, para que fortalezcan sus acciones de vigilancia en el cumplimiento de las condiciones de higiene, para garantizar un producto que no ponga en riesgo a la salud de los consumidores.

Torres Sandoval resaltó que en los últimos años han proliferado las plantas purificadoras de agua en el país y se tiene el registro en 2014, a nivel nacional, de un total de 10 mil 49 plantas purificadoras, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La también secretaria de la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara Baja mencionó que si este tipo de negocios operan fuera del marco de la ley, podrían afectar la salud de los mexicanos, quienes pudieran padecer dolores abdominales o incluso salmonelosis.

Por lo que se tiene que garantizar una higiene adecuada en la potabilización del agua y el lavado de garrafones.

De acuerdo con datos proporcionados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), en 2016 México ocupó el primer lugar a nivel mundial en consumo de agua embotellada, y se estima que una persona consume hasta 234 litros anualmente, refiere el documento.