Los gobiernos de México y Estados Unidos anunciaron el inicio de operaciones del recientemente realineado segmento de la Autopista Interestatal 5 (I-5) en dirección sur en el puerto de entrada El Chaparral-San Ysidro, el cual entró en funcionamiento este jueves.

Este nuevo segmento temporal consiste en una curva menos pronunciada para ingresar a las instalaciones mexicanas de inspección en El Chaparral, Tijuana, destacó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

La dependencia federal destacó que la obra permitirá continuar con la expansión de este puerto, incluyendo la realineación permanente de la autopista I-5 con 10 carriles vehiculares en dirección sur, así como la construcción de 15 casetas de inspección primaria en 8 carriles adicionales en dirección norte.

A su vez, puntualizó que una vez que estas obras concluyan, complementarán las instalaciones de inspección en El Chaparral finalizadas por México desde 2012.

La cancillería destacó que este trabajo resalta la estrecha colaboración entre los gobiernos de México y Estados Unidos, así como entre las dependencias estatales y locales involucradas en el proyecto de expansión y modernización del puerto El Chaparral-San Ysidro.

El objetivo compartido, dijo, es dotar a la región de infraestructura moderna que facilite el tránsito entre ambos países.

El Chaparral-San Ysidro es el puerto de entrada terrestre más utilizado en el Hemisferio Occidental, por donde diariamente se registran más de 70 mil cruces de pasajeros en vehículos ligeros y 20 mil cruces peatonales en dirección norte.