“Busco lo no expresado, la belleza de lo Divino, a través de mi arte y el entrenamiento tradicional de la India”, dijo la bailarina, escritora  y profesora Arupa Lahiry al llegar al Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” para ofrecer una muestra, gratuita, de una belleza coreográfica de su tierra, la ancestral danza de “Bharatanatyam”.

El recinto ubicado en la tradicional calle de Donceles, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, lució iluminado por dentro y por fuera, augurando un año de festejos porque en este 2018 celebra ya su primer centenario. En su acera, la céntrica luz artificial, en el interior, los intensos tonos propios de  la cultura hindú y el resplandor propio de Arupa.

Se trata de una danza que une siglos de arte de la India, considerada al mismo tiempo una de las piezas tradicionales más representativas de ese país. Arupa Lahiry ya la ha llevado a Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Malasia, Reino Unido y Sri Lanka, entre otros países; ahora el turno a México donde fue bien acogida por el público.

Muktesh K. Pardeshi, Embajador de la India en México, señaló que el “Bharatanatyam” nació dentro de la filosofía y la religión hindú, y con el paso de los años se consolidó como una enorme disciplina que demanda arduo trabajo corporal y mental que permita dominar toda la expresión, la música, el ritmo y la danza que la interpretación demanda.

El diplomático agregó que Arupa Lahiry es la encargada de dirigir el espectáculo, debido a su experiencia y destreza en la interpretación del tradicional “Bharatanatyam”, uno de los estilos de danza más populares y conocidos tanto en la India como en el extranjero, por lo que se dijo contento y agradecido por poder traer esta expresión cultural a México.

Dice la leyenda que “Bharatanatyam” fue traído a la Tierra por Shiva el bailarín cósmico, y fue reproduciéndose por generaciones de bailarinas en los templos Devadasi. La danza milenaria requiere expresividad, música, ritmo y danza. Es una de las danzas más añejas de ese país, surgida en los templos y las cortes, destinada a agradar y venerar a los dioses.

Como preámbulo, se explicó que para apreciarla se debe considerar que imaginariamente, el escenario está situado en el cielo y su público son los dioses, por tal motivo, todas las vestimentas que se utilizan, los movimientos que se emplean y los temas musicales que se desarrollan están relacionados con la representación de las historias sagradas y épicas.

La presentación se llevó a cabo con el propósito de conmemorar el 70 aniversario de la independencia de la India y como arranque de los festejos por el centenario del Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. La presentación especial a cargo de esa experimentada bailarina fue la primera de 2018 en el recinto de Donceles, apertura de un año de gran celebración.

A propósito de los 100 años del Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, cabe recordar que en ese escenario se presentó, en 1919, el eximio Enrico Caruso. Debido a las condiciones sociopolíticas del país, el tenor italiano incluyó en el contrato una cláusula que establecía “… el pago de 300 mil dólares en caso de que las presentaciones no se llevaran a cabo”.

Muktesh K. Pardeshi señaló que este año representa una oportunidad para llevar a cabo la exhibición, debido a que la cultura hindú cobrará mayor relevancia en México, debido a las diversas actividades que tendrán presencia en el país, que van desde obras teatrales a eventos musicales y participaciones en el Festival Internacional Cervantino (FIC) 2018.

Adelantó que la de anoche fue la primera de varias presentaciones que se realizarán en México, y luego en Guanajuato, Monterrey y Cancún. “Esta danza involucra disciplinas físicas y espirituales, y es parte de la tradición hindú. Fusiona una tradición de más de dos mil años de antigüedad con una expresión artística totalmente contemporánea”.