La economía estadunidense creció a una tasa anualizada de 2.6 por ciento en el cuarto trimestre de 2017, lo que representa una desaceleración respecto del trimestre previo, informó hoy la oficina de análisis económico del departamento de Comercio.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos había incrementado 3.2 por ciento en el tercer trimestre de 2017.

El crecimiento de la economía estadunidense reflejó contribuciones positivas de los gastos personales, las inversiones no residenciales, exportaciones y gasto de gobiernos estatales locales y federales, entre otros.

En contraste, las importaciones aumentaron durante el periodo de octubre a diciembre pasados, de acuerdo con el reporte.

El Departamento de Comercio indicó que la desaceleración del crecimiento del PIB real en el último trimestre del año pasado mostró en ese sentido una reducción de la inversión en inventarios privados.