El gobierno español declaró hoy “persona non grata” al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea Bohórquez, en respuesta recíproca a la expulsión que hizo el ejecutivo del país sudamericano al embajador español en Caracas, Jesús Silva.

El ministro portavoz Iñigo Méndez de Vigo informó que el Consejo de Ministros del gobierno aprobó este viernes la medida en principio de reciprocidad, que implica dar el mismo trato que Venezuela da al embajador español.

El gobierno venezolano anunció la víspera la expulsión del embajador español en Caracas, por “sus continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos interno del país”, y abrió un plazo de 72 horas para su regreso a España.

Por ello, este viernes se abrió un plazo de 72 horas para que Isea salga de España, pero desde hace días que fue llamado a consultas a Venezuela y ya se encuentra fuera del país, por lo que no se permitirá su regreso a Madrid.

“El gobierno español lamenta la decisión del gobierno de Venezuela de declarar persona non grata al embajador español, por lo que se responde con la aplicación del principio de reciprocidad y declara non grato al embajador de Venezuela en España”, dijo Méndez.

Aseguró que España desea tener “relaciones de respeto, amistad y cooperación con Venezuela”, pero que la actitud del gobierno de ese país “hace que sea difícil”.

Recalcó que España siempre ha querido para Venezuela libertad, democracia y prosperidad, por lo que se mantendrá firme en su posición de trabajar en ese sentido tanto en el marco europeo como de forma bilateral.

Apuntó que las continuas declaraciones del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, hacia el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, “son inaceptables y fuera de tono”.

Maduro anunció esta semana que se actuaría contra España por las medidas que la Unión Europea (UE) analizaba contra Venezuela.