El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiso despedir en junio pasado al fiscal especial Robert Mueller, quien investiga si la campaña presidencial del ahora mandatario se coludió con Rusia, de acuerdo con el diario The New York Times (NYT).

En una nota publicada esta noche, el NYT destacó que Trump reculó de despedir al fiscal especial debido a que el abogado de la Casa Blanca, Don McGhan, amenazó con renunciar a su puesto si el presidente lo forzaba a pedir la renuncia de Mueller.

Según el diario, McGhan rechazó la orden de Trump de pedirle al Departamento de Justicia que despidiera a Mueller debido a que expresó que el despido plantearía más preguntas sobre la posible colusión del gobierno con Rusia.

Basado en fuentes que pidieron el anonimato, el diario indicó que Mueller mismo se dio cuenta de que el presidente quería que fuera despedido a través de entrevistas que sus investigadores sostuvieron con funcionarios actuales y anteriores de la Casa Blanca.

McGahn informó a alto funcionarios de la Casa Blanca que Trump no despediría el mismo a Mueller si él se negaba, y en efecto el presidente terminó por olvidarse del asunto.

Mueller ha presentado cargos contra el ex director de la campaña de Trump, Paul Manafort, su asociado Rick Gates y el ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn.