El director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Carlos Valdés González, aseveró que el conocimiento ayuda a disminuir la vulnerabilidad de las personas ante el riesgo de desastres naturales.

“Si no sabemos a qué estamos expuestos, no sabemos qué nos puede suceder”, aseveró al participar en el panel “¿Cuáles son los riesgos de la Ciudad de México? Exposición y vulnerabilidad”, en el marco del Foro Internacional “Después del 19S ¿cómo construir una mejor ciudad?”.

En este marco Valdés González comentó que para los jóvenes, las pláticas acerca del 19 de septiembre de 1985 eran un tema tabú. "Ahora, de lo único que hablan, o lo hacen con mucha frecuencia, es de los sismos", luego de los terremotos de septiembre de 2017.

El director del Cenapred consideró que la angustia y el temor todavía son temas vigentes, por lo que "necesitamos hablar de lo que pasó en el sismo. Si no, no nos vamos a sobreponer”.

Al referirse a los riesgos a que se enfrentan quienes viven en la capital del país, por ubicarse en una zona altamente sísmica, recordó que tan sólo en 2017 hubo 26 mil 123 movimientos telúricos.

Ante ello, el experto recomendó tener planes familiares ante posibles sismos u otro fenómeno natural, "porque los simulacros no sólo hay que hacerlos cuando nos invitan las autoridades. Responsablemente, nosotros lo debemos de llevar a cabo en casa".