La vivienda vertical es la única opción que tiene la Ciudad de México para atender la demanda de espacio habitacional, que representa cerca de 80 por ciento del total en la capital, consideró la inmobiliaria Metrópolis.

En un comunicado, destacó que en México los índices de verticalización van en aumento, ya que tan solo en 2017 se registraron tres mil 996 casas nuevas edificadas en desarrollos verticales y solo 87 de tipo horizontal.

Lo anterior, de acuerdo con la Comisión Nacional de Vivienda con datos del Registro Único de Vivienda; “esta diferencia en cifras nos da un panorama de lo que actualmente existe en el tema de viviendas”, expuso Metropolis.

Agregó que 2018 es un año de cambios, oportunidades, recuperación y crecimiento en muchos aspectos, en especial para el sector inmobiliario, ya que en la actualidad los desarrollos de usos mixtos parten de la tendencia que ha alentado en los últimos cinco años el desarrollo vertical y a maximizar la rentabilidad de la tierra en las grandes ciudades.

La inmobiliaria expuso que la Ciudad de México enfrenta un crecimiento urbano desmedido y desordenado, que trae como consecuencia una problemática de infraestructura, conectividad y altos niveles de contaminación.

Por esa razón, los desarrollos verticales son en apariencia una solución a este tipo de problemas en tema de vivienda, argumentó.