A partir del 31 de enero de 2018, el Banco de México (Banxico) pondrá a disposición del púbico la estadística de agregados monetarios y actividad financiera con base en una nueva metodología, de acuerdo con estándares internacionales.

El director de Análisis Macroeconómico del Banxico, Nicolás Amoroso Plaza, explicó que esta revisión metodológica permite conocer la relación entre crecimiento e inflación, la correlación entre activos financieros internos y la actividad económica o en qué ahorran los mexicanos, entre otros temas.

En una sesión explicativa sobre las modificaciones metodológicas a las estadísticas de agregados monetarios y actividad financiera en México, señaló que la última vez que se realizaron cambios sustantivos de este tipo fue en 1999, pero desde entonces se ha dado un proceso muy significativo de crecimiento y profundización del sistema financiero mexicano.

Por ello, añadió, es pertinente hacer una revisión de los instrumentos financieros que conforman la definición de dinero en su sentido amplio (incluye efectivo y otros instrumentos que fungen en cierta medida como medio de pago, depósito de valor y unidad de cuenta).

Precisó que estos cambios toman como base los lineamientos que al respecto el Fondo Monetario Internacional (FMI) puso a disposición del público en marzo de 2016 en su nuevo Manual de Estadísticas Monetarias y Financieras (MEMF).

En este manual, por primera vez se presentó una serie de lineamientos sugeridos con miras a establecer una definición estándar a nivel internacional de agregados monetarios, criterios a los cuales se apega la nueva metodología del Banxico, agregó.

De acuerdo con el MEMF, apuntó Amoroso Plaza, los agregados monetarios deben diseñarse con el objetivo de medir el dinero disponible en una economía para hacer compras de bienes y servicios, o bien para invertir en otros activos.

Entre los cambios están: mejora la precisión para medir los agregados monetarios, pues se incorporar una mayor disponibilidad de información de instrumentos financieros que se utilizan como dinero en sentido amplio y se reclasifican algunos instrumentos que no fungen como dinero en sentido amplio.

Sobre activos financieros internos, define un nuevo conjunto de indicadores que incluyen, además de instrumentos contenidos en los nuevos agregados monetarios, otros activos emitidos en México que representan una proporción importante de la riqueza financiera de los sectores tenedores de dinero, como cuantas de pensión en Siefores o tenencia de acciones bursátiles.

En materia de financiamiento bancario, informó que se revisa la estadística para considerar las operaciones de reporto de valores bajo su definición económica en lugar de su definición legal.