Los programas de capacitación requieren de la incorporación de las nuevas tecnologías para enfrentar los retos que exige el mercado laboral a los trabajadores, informó el titular de la Unidad de Vinculación Laboral de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Félix Alpuche Esquivel.

En entrevista, el académico señaló que la dinámica de estudio y capacitación de hace unas décadas estaba basada meramente en libros, en contraste con el escenario tecnológico actual, en donde además de libros existen nuevas opciones para acceder al conocimiento y aprender nuevas habilidades.

Recordó que en agosto del año pasado, UADY recibió la certificación de “Agente Capacitador”, que otorga la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), cuya finalidad es incidir en la profesionalización de la planta laboral a partir de cursos, talleres y actividades académicas.

Cabe señalar que a partir de la certificación de “Agente Capacitador”, la UADY ha registrado 111 cursos y talleres que se ofrecen en sus diferentes facultades para el público en general, precisó.

Muchos de esos cursos y talleres han incluido nuevas tecnologías, para ofrecer una actualización más acorde con las nuevas realidades del mercado laboral y cumplir con impulsar un proceso vinculación y capacitación que permitan mejorar los niveles de productividad y competitividad en las empresas, manifestó.

El egresado de la Facultad de Economía, expuso que gracias a las acciones de capacitación que se brinda a los trabajadores en activo es posible generar una dinámica acelerada a favor del crecimiento y desarrollo de la región.

“La alianza entre la universidad y el sector productivo es fundamental pues permite un acercamiento directo con el trabajador, con la capacitación, el trabajador se siente valorado, pero sobre todo, seguro y convencido de que podrá desempeñar mejor sus funciones y ser mucho más productivo para su empresa”.

De igual modo, destacó que es importante continuar con un proceso de sensibilización en las cámaras empresariales, para que sus agremiados, le otorguen a sus colaboradores ese beneficio que además redunda en la productividad ya que el trabajador de esta manera se siente valorado y motivado para desempeñar de mejor manera sus funciones.

También es indispensable que el recurso humano tenga conciencia que la capacitación se ha convertido en una necesidad apremiante ya que el actualizarse constantemente los vuelve más competitivos y les da más herramientas

“Hoy ya o basta con tener un título profesional, sino continuar con una actitud positiva ante los distintos escenarios y momentos; además de preservar valores fundamentales como la transparencia, honestidad, respeto, responsabilidad y lealtad hacia tu empresa y tus compañeros de trabajo”, finalizó.