El precandidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, advirtió que la ley no se puede negociar, en claro recordatorio al candidato de Morena, Andrés Manuel López Obrador, que quiere perdonar a delincuentes y corruptos, justamente la semilla de la impunidad.

"Tenemos que entender que la ley no se negocia", afirmó Anaya Cortés, quien dijo a sus oponentes que "antes de pretender dar clases sobre el combate a la corrupción y morderse la lengua, deberían aceptar las recomendaciones de la sociedad civil para tener fiscalías general y anticorrupción autónomas", indicó.

"Ahora resulta que ellos van a presentar una iniciativa para resolver el problema. Lo primero que tendrían que hacer es aceptar las recomendaciones que ya ha hecho la sociedad civil organizada, concretamente a través de la iniciativa Fiscalía que Sirva", expuso.

Al dejar en claro que la coalición Por México al Frente es la única que podrá terminar con el pacto de impunidad que prevalece en el país, pues ya lo ha demostrado en las entidades que gobierna, se refirió a la intención que ha manifestado el candidato de Morena de perdonar a delincuentes y corruptos.

"El problema con él, es que no se termina por entender que la ley no se puede negociar. Este asunto de que él va a perdonar delincuentes, que va a perdonar corruptos, es justamente la semilla de la impunidad", afirmó Anaya Cortés.

Dijo que se tiene que entender que la ley no se negocia: "La ley se aplica y se debe de cumplir. Ni perdón ni olvido, ni a quienes han cometido actos graves de corrupción ni mucho menos a quienes han cometido violencia y delitos en nuestro país", expresó.

El aspirante blanquiazul comentó que si bien cuando el PAN ganó la Presidencia de la República hubo avances, como todas las reformas en materia de transparencia y acceso a la información o programas como el Seguro Popular, las estructuras profundas del sistema corrupto, político, clientelar no cambiaron.

"Lo primero que se tiene que hacer es romper con el pacto de impunidad. Lo que ha venido pasando en el país es que el gobernador en turno le ayuda a su sucesor a llegar al cargo, pero con la condición de que le cuide las espaldas", precisó.

El panista dijo que quiere ser el candidato de los universitarios, para, con ellos, lograr la profunda transformación que México necesita, y que es, entre otras, pasar de una economía de la manufactura a una del conocimiento: "Eso sólo va a ser posible si nuestra máxima prioridad es la educación y particularmente la superior", subrayó Anaya Cortés.