La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) clausuró de manera parcial temporal el sitio de disposición final de residuos del municipio de Cihuatlán, al detectarse incumplimientos de diversas condicionantes ambientales.

Tras una visita de inspección, se identificó que en el sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos (RSU) y de manejo especial, todas las plataformas se encontraban totalmente saturadas de residuos, los cuales no se encontraban compactados ni con cobertura. Además carece de un sistema eficiente de captación y control de lixiviados.

La dependencia informó, en un comunicado, que esta situación representa un riesgo inminente de desequilibrio ecológico, daño o deterioro grave a los recursos naturales con repercusiones peligrosas a la salud de la población que habita en las cercanías de esta zona.

Por tal motivo, subrayó que impuso medidas de protección para que se implementen acciones enfocadas a la compactación y cobertura de los residuos.

Además, deberá presentar su autorización por la Secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) de etapas de manejo de residuos de manejo especial (Disposición Final).

Dicha clausura estará vigente hasta en tanto sean presentados las medidas dictadas por parte de la Proepa.