Autores y compositores de México externaron su pasión no sólo por crear obras musicales, sino por hacer tareas domésticas como lavar ropa y trastos, planchar, preparar comida, cuidar a los hijos y limpiar el hogar, actividades que aseguraron aumentan su inspiración.

En entrevistas por separado Armando Ávila, Manolo Marroquín, Bruno Danzza, José Cantoral, Jaime López, Armando Manzanero y Martín Urieta compartieron con Notimex que las labores domésticas son para ellos una forma de valorar el crecimiento de la familia y un pretexto para activar la inspiración creativa.

Armando Ávila, productor de Gloria Trevi, Thalía y Pandora, destacó que todos los días prepara el desayuno de la familia para aligerar la carga de trabajo a su esposa, quien se encarga del cuidado de los hijos.

"En la casa nos repartimos las labores domésticas para que todos aportemos algo en el fortalecimiento de la familia, porque el trabajo de la mujer en el hogar no es nada fácil".

Dijo que incluso preparar el desayuno se ve reflejado en su trabajo como productor: "He descubierto que la ingeniería de sonido es como sazonar, porque te pasas de algún ingrediente y todo se estropea".

Por su parte, el maestro Manolo Marroquín, creador del tema "El Príncipe", título con el que bautizó al intérprete José José, afirmó que por convicción le gusta lavar los trastos y sumarse al esfuerzo de su esposa por mantener un entorno saludable en su relación familiar.

"Disfruto mucho asear la cama y doblar mi ropa, tanto que luego estoy pensando frases que me lleven a componer nuevos temas".

Destacó que el hecho de sumarse a las labores domésticas le permite entender lo importante que es cooperar, "pero sobre todo comprender a mi esposa en lo difícil que es llevar un hogar con armonía, por lo que también cocino periódicamente".

En tanto, el compositor del éxito de Jenni Rivera y Edith Márquez, "Mírame", Bruno Danzza, presumió que le gusta hacer sus propios platillos.

"Soy de Torreón y tuve una gran maestra en mi madre y hago de todo, barro, trapeo, tiendo cama y lavo ropa, porque cuando fui soltero me acostumbré a realizar con placer estas actividades y ahora en pareja son igual de disfrutables".

Indicó que el cocinar y componer son alquimias personales del alma y el corazón en las que ocupa todos sus sentidos. "Acabo de conocinar el tema de Lupita D'Alessio para 'Yo sigo aquí', además del tema principal de la serie, trabajos que me quedaron súper sabrosos".

Respecto al maestro Armando Manzanero, quien incluso tiene una libreta de recetas originales personales, basadas en las raíces culinarias tradicionales de la cocina yucateca: "Cocinar es lo mío, pero también gusto de poner en orden mi ropa, limpiar el baño y arreglar mi jardín".

Sin embargo, hay quienes tienen toda la intención de entender las labores domésticas que por años han realizado las mujeres, pero que se resisten a hacerlas como el compositor Jaime López, quien afirma que ayuda por solidaridad.

"Pero lo que no se me da es planchar ropa, pero eso de que a los hombres no les gusta hacer limpieza en el hogar es un mito, porque los hombres solteros tienen que hacer todo lo que corresponde a un hogar como es mi caso".

Otro que por tener una vida en solitario y haber vivido en albergues infantiles sólo aprendió a tender camas fue Martín Urieta, quien con honestidad dijo:

"No sé ni prender una estufa, mi ropa la mando a la lavandería y no nací para labores manuales; pago para que me hagan todo", indicó.

De esta manera los autores y compositores de México hacieron un llamado a los hombres para demostrar que la equidad de género en el hogar siempre ha estado presente, pero consideraron que poco se habla de ello en los medios de comunicación.