A la luz del debate nacional en Estados Unidos sobre el acoso sexual en el trabajo, el Senado de Florida comenzó a ordenar a sus miembros capacitación y entrenamiento sobre el tema.

El ordenamiento señala que cada senador debe someterse a una hora de capacitación laboral y sobre acoso sexual antes del comienzo de cada sesión legislativa.

La regla fue adoptada en la primera sesión del Senado el miércoles en la capital estatal Tallahasee, en el noreste del estado.

Dos senadores han renunciado desde octubre debido a escándalos. El demócrata Jeff Clemens dimitió después de admitir que tuvo una aventura extramatrimonial con una colega y el republicano Jack Latvala dejó el cargo luego que una investigación descubrió que probablemente cometió actos de mala conducta sexual.

La presidenta del Comité de Reglas del Senado, Lizbeth Benacquisto, les dijo a sus colegas que la cámara tiene una política de cero tolerancia por mala conducta sexual y represalias.

La Cámara de Representantes estatal ya requiere entrenamiento obligatorio para sus miembros.

La medida surge en medio de los escándalos de abuso sexual de algunos políticos estadunidenses, incluidas algunas demandas contra el presidente Donald Trump, quien lo ha negado.