El migrante de Honduras, Apolonio Ramiro Angus, comentó que es bueno saber que las personas que no puedan cruzar a Estados Unidos, tienen la opción de solicitar quedarse en México, que es hospitalario.

Entrevistado cuando se dirigía a la Casa del Migrante "La Divina Providencia" de esta frontera de Sonora, brevemente comentó que su propósito es llegar a Estados Unidos, "pero si no se puede nos podemos quedar aquí un tiempo".

Mencionó que viajó hasta esta región debido a la situación de seguridad pública que se vive en su país de origen, además de que los salarios son muy bajos y casi no hay fuentes de empleo donde las personas puedan tener antiguedad.

Comentó que en caso de llegar a la Unión Americana espera trabajar en los campos agrícolas o en la industria de la construcción ya que está acostumbrado a trabajar duro, por lo que espera hacer un ahorro y regresar en el futuro a Honduras.

Por su parte, el Instituto Nacional de Migración (INM) citó que es permanente la distribución de material como son carteles, trípticos, dípticos y videos, traducidos en siete idiomas, en las 32 delegaciones del país, sobre los derechos de los extranjeros.

En su comunicado 04/18, dijo que esos materiales han sido colocados de manera estratégica para informar a los migrantes sobre su derecho a pedir, entre otros beneficios, el derecho al refugio.

Y muestra de que la información es efectiva, es la canalización de cerca de 2 mil solicitudes, sólo en los últimos 18 meses, que este instituto ha puesto a disposición de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

"Para el análisis de su situación, transfiriendo a los migrantes solicitantes de refugio a albergues que pertenecen a distintas organizaciones no gubernamentales", expresó el INM.

Durante esta administración, el INM ha desarrollado mecanismos de colaboración tanto con la Comar, como con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y otras organizaciones de la sociedad civil.

Entre esos mecanismos, citó el Protocolo de Evaluación Inicial para detectar indicios de necesidades de Protección Internacional en Niñas, Niños y Adolescentes no Acompañados.

Además del Protocolo de Actuación para asegurar el respeto a los principios y la protección de niñas, niños y adolescentes en procedimientos administrativos migratorios, detalló.

Es importante destacar, que el INM realiza la devolución de personas del llamado triángulo norte de Centroamérica, con base en las disposiciones que el Estado mexicano ha negociado con los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Agregó que por eso se contempla una repatriación digna, ordenada y segura y no como un principio de deportación masiva o arbitraria como suele señalarse.