El conjunto de telescopios diseñados para buscar planetas alrededor de estrellas enanas rojas cercanas y estudiar sus propiedades, ExTrA (Exoplanets in Transits and their Atmospheres), fue instalado en el Observatorio La Silla, en el norte de Chile.

Esta nueva tecnología utiliza tres telescopios de 0.6 metros, mismos que controlan de manera regular la cantidad de luz recibida de muchas estrellas enanas rojas que buscan un tránsito, es decir, una pequeña disminución en el brillo que puede ser producida por el paso de un planeta a través del disco de la estrella.

Este método implica comparar el brillo de la estrella objeto de estudio con el de otras estrellas de referencia para detectar los cambios, por lo que ExTrA recoge la luz de la estrella estudiada y de otras cuatro estrellas que utiliza para comparar, y esa luz es enviada a través de fibras ópticas a un espectrógrafo multiobjeto.

De acuerdo con la revista de divulgación Avance y Perspectiva del Cinvestav, este enfoque, que añade información espectroscópica a la fotometría tradicional, ayuda a mitigar las perturbaciones generadas por la atmósfera de la Tierra, así como los efectos introducidos por instrumentos y detectores.

Señala que ExTrA se centrará en objetivos cercanos de un tipo específico de estrellas, pequeñas y brillantes, conocidas como enanas M, que son comunes en la Vía Láctea.

Agrega que el equipo de investigadores espera que estas estrellas tengan muchos planetas del tamaño de la Tierra a su alrededor, lo que las convierte en objetivos principales para descubrir y estudiar mundos lejanos que puedan albergar vida.