El amor, la ausencia y la pérdida de uno mismo son los temas de la obra de teatro “Todos los peces de la Tierra”, escrita por la dramaturga Bárbara Perrín.

La historia trata sobre “Marina” (Gina Martí), que quiere aprender a cantar como su madre, pero su voz es poco común, por lo que deben realizarle una operación de emergencia.

Sin embargo, a la joven le acompañan las desgracias, su madre la abandona, “Marina” viaja con su padre a la playa y se atraviesa con la otra pareja de su papá y es ahí donde su vida cambia por completo.

Un día, “Marina” recibe la peor noticia, su padre se ha perdido en el mar, por lo que decide emprender un viaje por todo el océano, en busca de él y no descansará hasta encontrarlo, aunque para ello tenga que comerse a “todos los peces de la Tierra”. 

Gina Martí, la protagonista de esta obra, perdió a su padre en el mar hace cuatro años, hasta la fecha no han encontrado su cuerpo. Martí le contó su historia a la dramaturga Bárbara Perrín y entre las dos decidieron que debía llevarse al teatro.

La dirección teatral está a cargo de Alejandro Ricaño, mientras que de la escenografía se encargó su hermano, Ricardo Ricaño, la cual se compone de un columpio y una pequeña guitarra, con la iluminación de Roberto Paredes.

La obra es un monólogo a dos voces, las actuaciones de Gina Martí, quien le da vida a el personaje de “Marina” y Adriana Montes de Oca interpretando a la conciencia de la protagonista.

“Todos los peces de la Tierra” tendrá 10 funciones, los miércoles a las 20:30 horas en La Teatrería hasta el 28 de marzo, con una duración de una hora aproximadamente; la obra es apta para mayores de 12 años.