La jefa del Ministerio Público (MP) de Guatemala, Thelma Aldana, dijo hoy que el exministro Alejandro Sinibaldi, prófugo de la justicia, sería el cerebro de la red de corrupción de la firma brasileña Odebrecht en este país centroamericano.

Aldana y el titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), dependiente de Naciones Unidas, el colombiano Iván Velásquez, dieron detalles de la investigación del caso Odebrecht en una rueda de prensa conjunta esta tarde.

Aldana aclaró que se está en la “fase uno” de la investigación del caso, que “va para más” y no descartó que más políticos y empresarios guatemaltecos estén implicados en la serie de sobornos que la firma brasileña habría otorgado a cambio de contratos.

Indicó que se cuenta con los testimonios de directivos de Odebrecht en Brasil, quienes confirmaron el papel de Sinibaldi y el excandidato presidencial Manuel Baldizón en la red de corrupción de la constructora en Guatemala.

Se estableció que Sinibaldi negoció el pago de los sobornos y controlaba los desembolsos para las empresas y los implicados guatemaltecos.

“El MP recibió datos sobre personas y empresas relacionadas con las actividades de Odebrecht en Guatemala, que indicaban el contubernio de directivos de la empresa con el ministro Sinibaldi y colaboradores”, señaló Aldana.

Velásquez dijo al respecto que “hay un acuerdo para brindar información” de los dos ejecutivos de la firma con sede en Sao Paulo, quienes “están procesados por los mismos hechos –de corrupción- en Brasil”.

Aldana afirmó que Sinibaldi y Baldizón habrían recibido sobonos millonarios “tras conformar una estructura criminal desde el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda"  de Guatemala.

Conforme las investigaciones en la región latinoamericana, la firma Odebrecht incurrió en prácticas ilícitas por medio del pago de sobornos en los contratos que participó, apuntó.

La jefa del MP dijo que de acuerdo con la investigación, Sinibaldi y Baldizon,  candidato presidencial en los comicios del 2015,  recibieron cuotas de un soborno de 17.9 millones de Odebrecht.

Por medio del contrato con la constructora brasileña, ambos políticos, junto con otros sindicados, defraudaron al Estado de Guatemala luego de la firma de contratos para que la constructora obtuviera concesiones sobre el proyecto de carretera a la frontera con México, que se incumplió.

Aldana destacó que el caso Odebrecht será “conexado al proceso judicial del caso llamado “construcción y corrupción”, otra estructura de corrupción encabezada por Sinibaldi que involucra a funcionarios y contratistas del estado.

Sinibaldi, quien tiene orden de captura internacional, era titular del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (Micivi) en el gobierno del presidente Otto Pérez Molina, quien renunció en septiembre de 2015 -a cuatro meses de culminar su mandato de cuatro años- y en prisión provisional por corrupción.

El pasado 20 de enero, el MP y la CICIG realizaron diez allanamientos, que resultaron en las capturas de Jorge Antillón Klüssmann y Diego Chacón Yurrita, presuntos operadores de Sinibaldi en la red de corrupción.

El mismo día fue capturado en el aeropuerto de Miami Baldizón, acusado de asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero. El acaudalado empresario era favorito en las elecciones presidenciales de septiembre de 2015.