El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo hoy que está dispuesto a testificar bajo juramento ante el fiscal especial que investiga la denominada “trama rusa” sobre la presunta injerencia de Moscú en las elecciones estadunidenses de 2016.

Durante un encuentro sorpresivo de poco más de 15 minutos que sostuvo con algunos corresponsales que cubren la Casa Blanca antes de partir al Foro de Davos, Trump aceptó estar dispuesto a testificar ante el fiscal independiente Robert Mueller que conduce las pesquisas.

Aunque indicó que accedería a hacerlo bajo juramento, precisó que ello dependerá en última instancia de lo que le aconsejen sus abogados.

Trump se había negado en forma consistente a testificar sobre el asunto y en cambio ha señalado en diferentes momentos que la “trama rusa” es un invento de sus rivales demócratas.

La investigación trata de dilucidar la posible colusión entre miembros de la campaña republicana que llevó a Trump al poder y personeros de Rusia para intervenir en las elecciones presidenciales de 2016.