En respuesta a una denuncia ciudadana, la Procuraduría General de la República (PGR) en Michoacán inició una carpeta de investigación, en contra de quien o quienes resulten responsables del delito contra la biodiversidad, por el hallazgo de especies marinas en estado de descomposición.

Elementos de la Policía de Michoacán recibieron la denuncia ciudadana, en la que les alertaban sobre la localización de especies marinas tiradas a la orilla de la carretera, de acuerdo con un comunicado de la dependencia federal.

Por tal motivo, se trasladaron a la comunidad de Monteleón, del municipio de Yurécuaro, donde localizaron 38 costales de color blanco, en cuyo interior se encontró pescado, al parecer de la especie cazón, y 48 unidades, al parecer de tiburón, todos en estado de descomposición.

Las especies marinas fueron puestas a disposición del agente del Ministerio Público Federal, por efectivos de la Policía de Michoacán, en La Piedad.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo, por conducto de su Delegación en Michoacán, continúa con la integración de la indagatoria correspondiente.

Lo anterior, en espera de los dictámenes de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para establecer la cantidad y peso total de lo hallado, así como para certificar su especie.