El precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia de la Republica, José Antonio Meade, aseguró que en Michoacán el PRI “se sacara la espinita” y logrará el triunfo en la elección de julio próximo.

Al reunirse con delegados y consejeros del tricolor de la entidad, Meade solicitó su apoyo para lograr la candidatura presidencial, y anunció el impulso de una agenda anticorrupción como parte de su proyecto de gobierno.

En el Centro de Convenciones de Morelia, el aspirante priista propuso la creación de una ley de extinción de dominio y mecanismos legales para garantizar la consistencia de las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos.

Advirtió que todo aquel funcionario o servidor público que no pueda explicar el origen de los recursos que posea tendrá que regresarlos.

“Sino puede explicar su origen ese dinero lo tiene que regresar, para que se pueda usar en cosas que nos preocupan, como empujar y apoyar los estudios y los proyectos de las mujeres y de los jóvenes. Todo aquel que delinca y que incurra en actos de corrupción los tendrá que regresar”, dijo.

Adelantó que de llegar a la Presidencia de la República, en Michoacán habrá desarrollo económico y social a partir de la implementación de acciones específicas en el campo, la manufactura y las comunicaciones, con lo que habrá generación de empleo y seguridad.

Reconoció el trabajo realizado en el estado por ex gobernadores priistas tales como Genovevo Figueroa y Víctor Manuel Tinoco Rubí.

En el evento estuvo presente el ex rector y ex gobernador sustituto, Salvador Jara Guerrero.