Durante 2017, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (Copred) atendió mil 501 denuncias, lo que representa un incremento de 17 por ciento en comparación con las denuncias recibidas en el año 2016.

La presidenta del organismo, Jacqueline L'Hoist, explicó que un mayor número de denuncias es resultado del empoderamiento ciudadano y de la confianza en la institución, de acuerdo con un comunicado.

"Significa que cada vez más se están empoderando (los ciudadanos) y están encontrando qué es la conducta discriminatoria, y claro, en un largo plazo habrá cada vez menos (denuncias) porque el sujeto activo que discrimina dejará de tener esa conducta”, indicó.

Al presentar su informe de casos atendidos el año pasado, detalló que del total de las atenciones ofrecidas mediante diversos mecanismos, 49.43 por ciento se realizó en persona o mediante una comparecencia; 24.71 por ciento, vía telefónica; 18.38, por correo electrónico y 4.33 por ciento, mediante un escrito.

Tras señalar que entre las principales causas de discriminación están el embarazo, condición de salud y género, L'Hoist precisó que de enero a diciembre del año pasado se abrieron 212 expedientes de investigación por presuntas conductas discriminatorias.

Detalló que la principal causa de discriminación en dicho lapso fue el embarazo con 30.59 por ciento de las incidencias, seguido de la condición de salud con 13.69 por ciento, mientras que para cuestiones de género la proporción fue de 8.21 por ciento; la discapacidad y la edad registraron 5.93 por ciento.

L'Hoist Tapia refirió que dichos datos refieren el trabajo que realiza el organismo que encabeza para eliminar la discriminación, debido a que el fomento de la cultura de denuncia permite el crecimiento de la confianza en el mismo para la resolución de los casos de víctimas discriminación, al buscar de manera continua la reparación del daño.

“Nos da mucho gusto que las y los capitalinos ubiquen al Copred como la segunda instancia a la que tienen que recurrir para resolver un acto de discriminación”, abundó la titular del organismo al citar los datos arrojados por la Segunda Encuesta sobre Discriminación (EDIS-CDMX 2017).

En ese sentido, explicó que 79.46 por ciento de los casos atendidos ocurrieron en el ámbito laboral, lo que ubica a este espacio como el principal en el que sucede un acto discriminatorio, le siguen los establecimientos mercantiles con 6.84 por ciento y aquellos relacionados al espacio educativo con 5.78 por ciento.

Así, de acuerdo con el análisis de los casos registrados el derecho al trabajo es el más vulnerado, ello, seguido al de igualdad y no discriminación, así como el referente a la educación.

Abundó que el trabajo realizado con acciones de prevención de la discriminación, permitió que las mujeres, las personas LGBTTTI, quienes viven con discapacidad, así como hombres, infantes y personas trabajadoras del hogar fueran los principales grupos poblacionales atendidos por el organismo el año pasado.

La imagen, el color de piel, la forma de vestir, la edad y el sobrepeso, continúan como factores para el menoscabo de la dignidad de las personas, ello, mediante un comparativo de los datos de la Segunda Encuesta sobre Discriminación en la Ciudad de México (EDIS-CDMX 2017) con los resultados del informe emitido por el organismo.

Sin embargo, expuso que de 2013 a 2017 existe una baja importante en la percepción de la discriminación hacia las personas indígenas, quienes de acuerdo con la EDIS 2017 continúan como el grupo más discriminado; la misma tendencia se observa en la población de la diversidad sexual y de género.

En cuanto a las acciones de atención realizadas por el organismo tras el sismo del 19 de septiembre pasado, explicó que se instalaron Placas por la No Discriminación en albergues, ello, sumado a recorridos con CopredMóvil por los distintos espacios donde se encontraban personas damnificadas.