En México, problemas epidemiológicos como el sobrepeso, la obesidad y la diabetes se están atendiendo, afirmó el secretario de Salud, José Narro Robles, durante la presentación de los resultados del proceso de Compra Consolidada de Medicamentos 2017-2018.

Manifestó que, unidos y coordinados, se pueden resolver los problemas, sobre todo si se recuperan valores cívicos como la honestidad, la institucionalidad, la lealtad y la pasión de servir, como ocurre en la compra consolidada de medicamentos, que por quinto año se llevó a cabo.

Luego de que Jacobo Pastor García, especialista en Políticas de Integridad y Compras Públicas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), mencionara los retos epidemiológicos y presupuestales de nuestro país, Narro Robles resaltó que el primer paso para encontrar soluciones es el de reconocer que los problemas existen.

En la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que en un paciente si no hay diagnóstico no puede haber terapia, y lo mismo sucede con el país, si no se conoce la problemática, no puede haber soluciones.

“No vamos a ganar nada negando los problemas y sí, sí tenemos ahí un problema que nos preocupa mucho, y por eso la declaratoria, primera vez que en algún país en el mundo se puede declarar una emergencia epidemiológica en una enfermedad no trasmisible, en una enfermedad crónica (como la diabetes)”, indicó.

El titular de Salud señaló que así como se reconocen los retos, también se deben destacar los avances, mismos que están contenidos en el informe de la OCDE, como el que México es el primer lugar en el esfuerzo por reducir el tabaquismo y se encuentra en tercer o cuarto lugar para disminuir el consumo de alcohol, dentro de los países que integran dicha agrupación internacional.

El representante de la OCDE sostuvo que ante los retos que tiene México en materia de salud, es crucial hacer eficiente el gasto público, en donde la compra consolidada es un buen instrumento.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega, expresó que este esquema disminuye los riesgos de corrupción y colusión, además de que fomenta la participación de las pequeñas y medianas empresas mexicanas.

En el evento estuvieron también el director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, y el subsecretario de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones de la Secretaría de la Función Pública (SFP), José Gabriel Carreño, quien manifestó que “la corrupción es un atentado al bienestar colectivo”, por lo que se deben perfeccionar este tipo de esquemas.