El asambleísta Ernesto Sánchez Rodríguez, manifestó que ni colores, ni cuotas partidistas, ni imposiciones valdrán para nombrar a los siete comisionados del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México.

El también presidente de la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción de la Asamblea Legislativa aseguró que se amplió el plazo y se modificó la convocatoria para designar a los nuevos comisionados del Instituto de Transparencia local con el fin de garantizar la equidad de género en el organismo.

“Vamos a elegir a los mejores perfiles, de acuerdo a sus capacidades y no por cuotas de partidos; y si alguien dice lo contrario, pues que lo compruebe”, manifestó.

Luego de que se votara a favor de ampliar por 48 horas la convocatoria para entrevistar a más aspirantes a ocupar el cargo de consejero anticorrupción, la diputada priista Dunia Ludlow Deloya, cuestionó que se haya tomado esta decisión, pues contraviene la ruta que se había plasmado para este proceso.

Dijo que alterar la convocatoria, dijo, lo único que demuestra es que se pueden cambiar las reglas del juego a contentillo de intereses que no tienen que ver con la transparencia.

La asambleísta advirtió que la decisión podría ser impugnada por los aspirantes que cumplieron en tiempo y forma los requisitos para inscribirse al proceso.

En tanto, el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Fernando Zárate, aseveró que la Ciudad de México no puede ser secuestrada por políticos para evitar el cumplimiento de la Ley.

“Hoy se publica y emite una resolución la Comisión de Gobierno para ampliar el plazo y modificar la convocatoria a integrantes del INFODF, proceso que desde un principio se ha manipulando, manoseando la convocatoria y la integración del organismo encargado de vigilar la transparencia”, argumentó.

Sostuvo que las calificaciones de los primeros entrevistados fueron muy bajas y la  convocatoria tuvo que ser ampliada para integrar más mujeres.

Estimó que el instituto debe ser un contrapeso para la revisión, rendición de cuentas y  fiscalización de las instituciones locales, pero el PRD y el PAN, dijo, intentan cooptar el procedimiento, para imponer cuotas.