Autoridades estatales sostuvieron una reunión de trabajo interinstitucional, a fin de proponer y organizar las actividades a implementar este 2018, como parte del programa Napawika Nochaba (Trabajando juntas y juntos).

El gobierno del estado informó que este programa actualmente se implementa en el asentamiento El Oasis y se enfoca en el desarrollo de diversas acciones que buscan el bienestar de mujeres, niñas, niños y adolescentes indígenas.

En un comunicado, señaló que este programa se extenderá a cuatro comunidades más durante el transcurso del año: Pino Alto y Pájaro Azul en Chihuahua; Rayenari en Cuauhtémoc y a la comunidad originaria asentada en el municipio de La Cruz.

Con el programa Napawika Nochaba, se busca implementar acciones en beneficio de la población indígena que habita en zonas urbanas; así como promover políticas públicas inclusivas de la población indígena, que permitan su participación y desarrollo social.

En la reunión, participaron representantes de la Secretaría de Cultura (SC), Secretaría de Desarrollo Social (SDS), Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Instituto Chihuahuense de la Juventud (ICHIJUV).

También del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Chihuahua (ICATECH), Instituto de Cultura del Municipio (ICM), así como de la Coordinación Estatal de Salud Mental y Adicciones y del Centro de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA) Sur.

Durante el encuentro se dialogó acerca de las dificultades y retos del proyecto, así como de los resultados obtenidos en el asentamiento piloto, las áreas de oportunidad a implementar y las nuevas propuestas de trabajo.

Además de las experiencias adquiridas y del intercambio cultural entre los pueblos indígenas y el personal gubernamental.

A través de grupos de trabajo conformados por los asistentes al evento, se generaron nuevas ideas y compromisos en relación al programa.

El objetivo, señaló, es que sean evaluados por las autoridades tradicionales de cada asentamiento indígena, quienes se encargarán de decidir su aplicación en sus respectivas comunidades.

Entre las acciones que se evaluarán por parte de habitantes de los asentamientos, se encuentran las caravanas médicas y trabajos manuales con jóvenes.

Asimismo, talleres de prevención psicoeducativa, casas de cuidado, programas de fortalecimiento educativo, artístico y deportivo, ciclos de cine, murales y ferias, entre otros.