A propósito de la exposición que la Cineteca Nacional montará sobre el trabajo que realizó el cineasta Luis Buñuel en México, restauradores de la institución trabajan en tres películas emblemáticas del creador español: "Ensayo de un crimen”, "Nazarín” y "Los olvidados".

Se trata de un proyecto de restauración que incluye la digitalización de los materiales, a fin de que éstos puedan proyectarse dentro de una retrospectiva que presentarán en el marco de la exhibición, a partir de abril próximo.

De acuerdo con Carlos Édgar Torres Pérez, subdirector de Preservación de Acervos de la Cineteca Nacional, tanto "Ensayo de un crimen” como "Nazarín" están por concluir su proceso de recuperación y digitalización.

La primera cinta, estrenada en 1955, inició su proceso de rehabilitación al igual que "Nazarín”. En el caso de "Los olvidados", se informó, recibieron los negativos apenas hace una semana.

Fue Fundación Televisa la que facilitó los negativos, los cuales "afortunadamente vienen en muy buen estado. Estábamos preocupados por saber cómo vendría este material, pero aparentemente viene bien, aunque recordemos que todas las películas se degradan, deterioran con el paso del tiempo", expuso Torres Pérez.

A decir del también encargado del Laboratorio Digital, "será un proceso muy laborioso, porque la película tiene dos finales, así que hay que revisar que estén completos y que estén ambos".

Sobre el proceso de restauración y digitalización, detalló, "comienza con la investigación para saber qué proyecto se va a abordar y después se gestiona la solicitud de los derechos, se revisa y se determina en qué estado se encuentra".

Posteriormente, agregó, "se envía a un proceso de lavado para que el material esté limpio, se escanea cuadro a cuadro y se digitaliza en 3K. Luego se valida y comienza el proceso de restauración cuadro a cuadro, secuencia a secuencia, se van quitando polvo y rayas, pegaduras; todos los defectos que pudiera tener la película y que no pertenecen a ella en sí, sino que fueron adquiridos con el paso del tiempo".

En un recorrido de Notimex por el laboratorio se observó que luego del proceso antes detallado, se trabaja con la imagen y finalmente con las bandas sonoras.

Para verificar que lo realizado ha sido satisfactorio, se compila e integra para varias revisiones en una copia digital en formato DCP y en una pequeña sala de proyección lo corroboran.

El proceso de restauración entre una película y otra depende de múltiples factores, como el desgaste del negativo, pero el promedio es seis meses de trabajo diario y la Cineteca Nacional cuenta con 33 personas en su laboratorio digital, que a la fecha ha digitalizado 100 largometrajes y más de 400 cortometrajes, y restaurado únicamente 15 largometrajes debido a que el proceso es muy largo.