– La rápida acidificación de los océanos como resultado de la absorción del dióxido de carbono en el agua desde la atmósfera representa un peligro para los mares y su biodiversidad, advirtió la bióloga Dunia Ríos Yunes.

La especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que el incremento en la acidez es uno de los efectos del aumento de emisiones de gases de efecto invernadero, particularmente del dióxido de carbono (CO2).

La investigadora, que realiza una maestría en Desarrollo de Costas Marinas en la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, señaló que de forma natural y como parte del ciclo del carbono, el océano actúa como esponja de CO2 y hasta hoy ha absorbido de 25 a 30 por ciento de las emisiones.

“Este efecto reduce la intensidad del cambio climático; sin embargo, tiene un costo que están pagando los mares del mundo, ya que el dióxido de carbono se disuelve en el océano y provoca un aumento en la acidez”, espuso para UNAM Global.

Aseguró que la situación de los mares es muy mala, pues “cuando se acidifica el agua, los metales pesados en el sedimento se liberan y contaminan no sólo el agua sino las especies marinas, la presencia de estas sustancias y el cambio de pH en el mar provoca que se disuelvan las conchas de los animales como cangrejos y ostras”.

Por otro lado, abundó, este fenómeno causa la reducción del plancton, lo que afecta a especies que dependen de él para alimentarse, por lo que un gran número de especies marinas pueden verse en peligro de extinguirse local o globalmente.

Ríos Yunes advirtió que se debe profundizar en la investigación de este fenómeno para mitigar el problema de la contaminación en los mares.

“Mi investigación se enfoca en el comportamiento de las bacterias y la caracterización del carbono, saber qué tipo de glucosa hay en el mar y qué lípidos, porque es literatura que no hay, hay mucho por hacer”, refirió.

La especialista exhortó a los alumnos interesados en estos temas que se unan a la investigación, ya sea poniéndose en contacto con ella o con el doctor Joan Albert Sánchez Cabeza del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Máxima Casa de Estudios.