Debido al alto costo de un helicóptero, su mantenimiento, pago de piloto y limpieza, el gobierno local no comprará un aparato de estos; sin embargo se rentará para que vuele el territorio local y así tratar de bajar los niveles de inseguridad que se registran en horas complicadas, afirmó la presidente municipal, Rosalba Pineda Ramírez.

Dijo que a finales de febrero ya habrá un helicóptero volando los aires en el territorio local, sobre todo en aquellos lugares catalogados como más complicados y en aquellas zonas donde se registran puntos críticos por el tráfico vehicular que aparecen de un momento a otro.

“Luego de los sismos de septiembre pasado el gobierno local no está en posibilidades de adquirir una nave aérea para realizar recorridos de vigilancia, incluso también se tiene pensado que sirva para el traslado de personas, en caso de ser necesario, hacia hospitales cercanos, destacó.

La edileza Rosalba Pineda destacó que se buscarán las formas de realizar una mejor política para atender las necesidades.

En el sector salud se ha incumplido con el equipamiento del hospital de 34 camas , el pago de doctores especializados, enfermeras y limpieza de las verduras en '“San Agustín” donde el ayuntamiento invirtió cerca de 150 millones de pesos.

El mismo Cabildo está buscando otras opciones o negociando con empresas que renten o vendan un helicóptero para dar una solución a esta situación que ha sido presentada ante los ediles de la administración.

El mantenimiento, la adquisición del aparato, el pago del piloto y otras situaciones ocasionarían a la administración un gasto de casi un millón de pesos al día y con la renta sólo se gastarían alrededor de 250 mil pesos, ello debido a que sólo volaría durante las horas más complicadas como son entre las 7 a 10 de la mañana y de 20 a 23 horas en la noche, concluyó.