El economista en jefe de Banorte, Gabriel Casillas, resaltó que 2018 será un buen año en términos de crecimiento económico para México.

En una videocápsula, el experto subrayó que la economía mexicana incluso habrá de crecer al concluir el año sobre un promedio de 2.5 por ciento, nivel superior al estimado este 2017.

Indicó que la positiva expectativa se sostiene en la estabilización de la plataforma petrolera, cuya caída en años anteriores ocasionó cierta reducción en el Producto Interno Bruto (PIB) esperado.

Además, expuso que el gasto electoral será otro de las circunstancias benéficas para la economía local, ante la gran cantidad de puestos públicos que se disputarán, mismo gasto que a su vez no compromete para nada a las finanzas públicas.

En cuanto al incremento de precios al consumidor, estimó que se presentará una reducción de la inflación general hacia niveles al cierre del año de entre 4.1 y 4.3 por ciento.

Factor al cual se sumará el crecimiento del empleo y la recuperación de los salarios, cuyas variables internas influirán para recuperar el poder de compra de los trabajadores mexicanos y dinamizar así el consumo privado, añadió el especialista de Banorte.