Este martes, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con una ganancia de 0.57 por ciento, en una sesión donde la atención de los inversionistas se mantiene en la publicación de reportes trimestrales corporativos, las nuevas tarifas comerciales en Estados Unidos y la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

En cifras definitivas de cierre, el principal indicador accionario, S&P BMV IPC, se colocó en 50 mil 260.25 unidades, con un incremento de 285.77 puntos respecto al nivel previo.

Al cierre de la jornada accionaria, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 249 millones de títulos, por un importe económico de nueve mil 343.7 millones de pesos, con 67 emisoras que ganaron, 46 perdieron y 11 se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que apoyaron el avance de la plaza bursátil fueron: Grupo Financiero Banorte que tuvo un incremento de 1.97 por ciento; IENOVA con 1.76 por ciento; Televisa que subió 1.33 por ciento; Cemex con 1.43 por ciento y Fomento Económico Mexicano (Femsa) con 1.04 por ciento.

En Estados Unidos, los índices accionarios terminaron de forma mixta, de los cuales el promedio industrial Dow Jones perdió 0.01 por ciento, mientras que el índice tecnológico Nasdaq ganó 0.71 por ciento y el Standard and Poor's 500 avanzó 0.22 por ciento.

Los mercados terminaron con un sesgo positivo después de que se redujo la incertidumbre por el cese de operaciones del gobierno de Estados Unidos, luego que en la sesión anterior se logró un acuerdo que le permitirá tener un financiamiento temporal hasta el 8 de febrero.

Sin embargo, hoy la atención de los inversionistas se enfocó en la aplicación de nuevos impuestos por parte de Estados Unidos hacia la importación de paneles solares y máquinas lavadoras, en el marco de la sexta ronda de renegociaciones entre Estados Unidos, México y Canadá sobre el Tratado de Libre Comercio en Montreal, Canadá, aunque destacaron comentarios del gobierno estadounidense de que la renegociación avanza bien.

También, los participantes del mercado se mantienen atentos a la publicación de reportes trimestrales corporativos de empresas estadounidenses, los cuales hasta ahora muestran mejores resultados a lo esperado por el mercado.

El petróleo cerró la sesión con ganancias ante la expectativa de que los inventarios de crudo en Estados Unidos continuarán disminuyendo, lo cual reducirá la sobreoferta del mercado global; el West Texas Intermediate (WTI) subió 1.82 por ciento a 64.73 dólares por barril, mientras que el Brent mostró un incremento de 1.59 por ciento para ubicarse en 70.13 dólares por barril.

En el mercado cambiario, el peso cerró la sesión con una depreciación de 0.20 por ciento o 3.7 centavos, al cotizar en alrededor de 18.72 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.