— El ex primer ministro de Canadá, Brian Mulroney, quien hace 25 años empujó el acuerdo comercial con Estados Unidos para que se hiciera trilateral con México, hablará la próxima semana ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado estadunidense.

Mulroney fue un abierto promotor del comercio trilateral, es amigo del presidente Donald Trump y también asesor del gobierno liberal del actual primer ministro Justin Trudeau en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuya sexta ronda comenzó este martes en Montreal.

El ex primer ministro es un político conservador que gobernó este país de 1984 a 1993. Antes de terminar su mandato vio cumplido su sueño al firmar, junto con sus homólogos George H. W. Bush y Carlos Salinas de Gortari, el acuerdo que se convertiría en el mayor tratado comercial del mundo.

Tan pronto comenzaron las amenazas de Trump de querer sacar a su país del acuerdo trilateral, Mulroney apareció en la escena política canadiense como conocedor del tema, promotor del libre comercio y experto en las relaciones con el vecino del sur.

Hace un año advirtió en una conferencia en Toronto sobre el TLCAN que Trump es “un hombre inteligente”, pero que debe irse “con mucho cuidado” al renegociar el acuerdo pues no es una “trivia” sino algo muy serio.

Incluso desmintió al mandatario estadunidense respecto a que el TLCAN es responsable de la pérdida de empleos estadunidenses: “El presidente Trump afirma que su país ha perdido empleos por el TLCAN, lo que podría ser cierto en algún sentido, pero más bien ha sido por la incorporación de la tecnología (a los procesos productivos)”.

De acuerdo con información publicada este día en medios canadienses, Mulroney testificará ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos el próximo martes a invitación del senador republicano Bob Corker, quien preside el comité.

Mulroney habría aceptado la invitación después de tener la aprobación del primer ministro Trudeau y de la canciller canadiense Chrystia Freeland, jefa del equipo negociador del TLCAN.

Según se adelantó, Mulroney hablará sobre los beneficios del acuerdo trilateral (un comercio triplicado en 24 años que ha creado millones de empleos) y de cómo se puede mejorar.

También advertirá a la administración Trump de cómo “su cancelación dañaría el rápido crecimiento de la economía canadiense”, según publicó hoy el diario The Globe and Mail.

Esta será la primera vez que un ex primer ministro canadiense acude a un comité senatorial.

El presidente Trump ha afirmado que su país tiene un déficit con Canadá, pero información oficial de ambos países reconoce un superávit estadunidense de 17 mil millones de dólares.

La presencia del ex primer ministro canadiense en el Senado estadunidense es importante pues éste tendría un papel crucial si Trump toma la decisión de iniciar el proceso formal de seis meses para salirse del acuerdo.

El viaje de Mulroney refuerza la intensa campaña que altos funcionarios del gabinete están realizando en importantes ciudades estadunidenses para resaltar las ventajas del libre comercio en Norteamérica.

El propio Trudeau realizará una gira de trabajo por Chicago, Los Ángeles y San Francisco, del 7 al 10 de febrero en donde se reunirá con “funcionarios clave” y empresarios.