El Ministerio de Comercio Exterior de Colombia presentó hoy en la apertura de Colombiatex de las Américas 2018 -uno de los escenarios de negocios del sector textil y confecciones más importantes de Latinoamérica-, los avances para apoyar la combatividad de la industria.

El viceministro de Desarrollo Empresarial, Daniel Arango, comentó los programas que tiene el Ministerio de Comercio Exterior para reforzar la competitividad del sector.

Anunció la disposición de 120 mil millones de pesos (41.3 millones de dólares) para créditos que sirvan a la recuperación, la productividad y mayor liquidez de la cadena textil, confección, cuero y calzado.

Arango destacó ante empresarios, inversionistas y autoridades regionales reunidas en el centro de convenciones Plaza Mayor (de Medellín), que el gobierno ha “diseñado para el beneficio del sistema moda, iniciativas como Colombia Productiva.

Con ésta se busca optimizar la productividad de la industria y hacerla más competitiva con precio, calidad, capacidad de producción y eficiencia energética, entre otros”.

Resaltó la iniciativa Encadenamientos Productivos, que “sirve para promover la productividad, la formalización y el aumento de las ventas en las compañías del sistema moda. Tan sólo entre 2013 y 2017, 494 micro, pequeñas y grandes empresas formaron parte de esta iniciativa”.

“Desde el ministerio buscamos promover el mejoramiento de procesos, la modernización de la tecnología, la innovación, las buenas prácticas y la apertura de mercados para el sistema moda".

"La edición número 30 de Colombiatex de las Américas es, sin duda, un espacio que debe ser aprovechado por nuestros empresarios, pues aquí convergen la innovación y las tendencias del mercado global”, manifestó el viceministro.

“Gracias a las acciones que han sido adelantadas desde el Ministerio de Comercio Exterior, la productividad del sector textil–confección ha crecido en promedio un 8.2 por ciento anual desde el año 2010”, apuntó el viceministro durante su intervención.

Dijo que aunque el contrabando y la competencia desleal son algunos de los retos más grandes que afronta en la actualidad el sector textil–confección de Colombia, las autoridades han logrado reducir esta práctica ilegal del comercio

El Ministerio de Comercio Exterior, Policía Fiscal y Aduanera, y la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) han “redoblado esfuerzos para contrarrestarlo.

Tan sólo en 2017 fueron aprehendidas 16 millones de unidades de confecciones por un valor que supera los 83 mil millones de pesos (28.6 millones de dólares).

El gobierno prorrogó “el Decreto 1744 de 2016, que establece un arancel de aduanas para importar calzado y confecciones. Otras medidas para combatir el contrabando consisten en umbrales para controlar las importaciones de fibras, hilados, textiles y confecciones, y en la modificación del reglamento técnico de etiquetado”.

“Recientemente, este Ministerio expidió el Decreto 2218 de 2017 con el que se ponen umbrales aduaneros para los hilados y los textiles. Ampliamos esta medida a estos sectores para evitar la subfacturación y los precios ostensiblemente bajos”, subrayó.

Agregó que los importadores “que traigan mercancías por debajo de estos umbrales establecidos deben dar a la DIAN (Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales) información sobre su empresa, clientes, proveedores y precios”.

Enfatizó que el sistema moda es “uno de los sectores más importantes de la economía colombiana, ya que equivale al seis por ciento del Producto Interno Bruto y representa cerca del 24 por ciento del empleo en el país.”

Para el funcionario, el sector de la moda “ha logrado alcanzar una importante dinámica exportadora, gracias a productos como ropa interior, trajes de baño, prendas de control y jeans, entre otras”.