La fibra óptica en telecomunicaciones pronto inundará el país, para que se tengan mejores servicios, con mejor calidad y a menor precio, anticipó el subsecretario de Comunicaciones, Edgar Olvera Jiménez.

“A partir de la reforma de telecomunicaciones, México está generando grandes avances en materia de penetración de usuarios: de telefonía, de Internet, de televisión. Y eso obliga a que el crecimiento lo debamos acompañar con grandes cantidades de infraestructura de telecomunicaciones caracterizadas por torres, antenas, fibra óptica”, expuso el funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Al referirse al Convenio de Adhesión a la Política Inmobiliaria del Gobierno Federal, al que ya se han suscrito los estados de Colima y Querétaro, con el objetivo de impulsar el despliegue de infraestructura en telecomunicaciones para beneficio de la población, dijo que con las nuevas tecnologías se satisface la demanda de los usuarios de datos y de voz.

Los mensajes que todos los días producen, los videos que hoy vemos en nuestros teléfonos celulares, necesitan grandes carreteras, pero esta vez informáticas, que sólo se pueden transportar por fibra óptica, destacó Olvera Jiménez.

De acuerdo con un comunicado de la SCT, el objetivo de la dependencia es dotar al país de la infraestructura de telecomunicaciones en carreteras y poder pasar al siguiente nivel tecnológico, de ahí la importancia de los convenios de adhesión con los estados a la Política Inmobiliaria del Gobierno Federal.

De esta manera, los inmuebles (terrenos, edificios, oficinas) de las entidades permiten construir infraestructura de telecomunicaciones, lo cual multiplicará los beneficios y los efectos positivos de la reforma de telecomunicaciones en precio, calidad y cobertura.