La Sociedad interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy los asesinatos de dos periodistas en Brasil, e instó a las autoridades a investigar los hechos con “urgencia” para dar con los responsables y conocer los móviles.

Jefferson Pureza Lopes, de 39 años, conductor del programa "A Voz do Povo" en la radio Beira Rio FM, en el estado de Goiás, fue asesinado el 17 de enero y un día antes fue ultimado Ueliton Bayer Brizon, de 35, propietario del sitio Jornal de Rondônia en la ciudad Cacoal, en el estado de Rondônia.

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, expresó su condena por "estos crímenes que vuelven a colocar a Brasil en la lista de países donde al parecer el ejercicio del periodismo es un riesgo".

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, expresó que los asesinatos contra periodistas “afectan la libertad de prensa y es mucho más grave cuando la violencia queda impune".

Según la SIP, el 17 de enero de 2018 dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta dispararon tres tiros contra Pureza Lopes quien se encontraba dentro de su casa con la puerta abierta. En su programa denunciaba presuntos actos de corrupción en la administración pública municipal y regional.

Colegas dijeron a la prensa local que el periodista venía recibiendo amenazas desde hacía varios años en las que lo conminaban a cesar las acusaciones y en noviembre fue incendiada la sede de la emisora.

El 16 de enero un desconocido disparó desde una motocicleta en marcha contra Bayer Brizon, quien viajaba en otra motocicleta acompañado por su esposa, que salió ilesa del ataque.

Bayer Brizon, también concejal adjunto y presidente municipal del Partido Humanista da Solidariedade (PHS), publicaba en su página información de política local, según medios locales.