La Secretaría de Seguridad Pública capitalina llevó a cabo el Operativo Protector en Cuautepec, en el perímetro de la delegación Gustavo A. Madero, a fin de reforzar la seguridad y vigilancia del transporte público.

El dispositivo de seguridad, movilidad y revisión de vehículos tiene el objetivo de evitar que operen taxis pirata, por lo que participan 700 policías de proximidad, metropolitanos, bancarios industriales, auxiliares, y de la Subsecretaría de Control de Tránsito, apoyados con 50 grúas.

Estas acciones iniciaron en Miguel Bernard y Acueducto de Guadalupe, colonia Candelaria Ticomán, y se extendieron a las colonias Cuautepec, Barrio Alto y Barrio Bajo.

Hasta ahora, los policías capitalinos han efectuado nueve remisiones por narcomenudeo, se han levantado 52 infracciones por infringir el Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México y se hicieron 71 traslados de autos al depósito vehicular.

La dependencia trabajó de manera coordinada en este operativo con la Secretaría de Movilidad (Semovi) y el Instituto de Verificación Administrativa (Invea).