El Partido Acción Nacional (PAN) respeta la decisión de la senadora Gabriela Cuevas de renunciar a este instituto político, sin embargo, el blanquiazul no puede ser objeto de amenaza o chantaje, aseguró el secretario general del PAN, Marcelo Torres Cofiño.

En entrevista con Despierta, el panista afirmó que la determinación de la legisladora es porque no se le garantizó una diputación federal plurinominal, pues “Gabriela Cuevas tiene la aspiración de continuar al frente de la Unión Internacional Parlamentaria, para seguir al frente es requisito ser parlamentario y lo que ella pretendía era que se le asegurara una posición”.

Señaló que en política se requiere, entre otras virtudes, congruencia, y preguntó que la legisladora criticó en su momento a Andrés Manuel López Obrador cuando fue jefe de gobierno, “lo tachaba de corrupto, de caudillismo” de falta de ideas; “decía que estaba atrapado en el pasado [...] y ahora vemos esta sorpresa, lo que ahora no podemos basarnos en un capricho”.

Torres Cofiño dijo que en la historia de Acción Nacional desde su fundación, siempre han existido renuncias, abandonos de distintos militantes en el país y el partido se ha fortalecido y ahí están los resultados, dado a que actualmente gobiernan a 12 gubernaturas, prácticamente a la mitad de la población.

“Ell PAN es un partido de hombres y mujeres libres, cada quien toma sus decisiones, no comparto esta decisión, fue su decisión, el partido está fuerte, está unido en todo el país, la única campaña que está creciendo es la de Ricardo Anaya”, puntualizó.