Autoridades sanitarias de Guatemala dijeron hoy que está controlada la emergencia por un caso de sarampión, presentado hace cuatro días por una joven que contrajo la enfermedad en Alemania.

El titular del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), Carlos Soto, dijo en rueda de prensa que tras conocerse el caso de sarampión, se tomaron medidas “agresivas” para evitar la propagación del virus en el país.

La joven que presentó la enfermedad, de 17 años, regresaba de Alemania de un viaje de estudios cuando presentó los síntomas de la enfermedad y fue atendida en un hospital privado, que reportó el caso al MSPAS.

El ministro Soto dijo que de inmediato se dispuso una vigilancia epidemiológica que incluyó la aplicación de vacunas a unos tres mil pacientes y personas que estuvieron en contacto con la joven, así como el control de las fronteras y aeropuertos.

En consecuencia, dijo, la situación por el caso de sarampión “está controlada”, pero añadió que no se bajará la guardia ante la enfermedad y llamó a la población a “no angustiarse”.

“Tenemos que estar tranquilos, hay suficiente biológico para vacunar a las personas” en riesgo, aseveró el titular del MSPAS, tras puntualizar que hace 20 años no se presentaba un caso de este mal en el país.

Precisó que están disponibles 500 mil dosis de la vacuna, para marzo llegarán 300 mil más importadas por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el resto del año se recibirán otras 800 mil dosis.

A su vez, el representante de la OPS-Organización Mundial de la Salud, Óscar Barreneche, destacó que “a pesar de que se trata de un caso (de sarampión) importado, las vacunas que se tienen sirven para proteger a la población y evitar la transmisión del virus”.