El diputado Juan Romero Tenorio, de Morena, pidió a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) que, en el próximo proceso de designación de magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), privilegie los perfiles con carrera judicial.

En un comunicado, informó que presentó un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente para que ésta exhorte a la ALDF a privilegiar “la carrera judicial de aquellas personas que hayan servido con eficiencia, capacidad y probidad en la impartición de justicia o que se hayan distinguido por su honorabilidad, competencia y antecedentes profesionales en el ejercicio de la actividad jurídica”.

Recordó que en febrero del año pasado, durante el proceso de ratificación de 11 magistrados del TSJ y designación de siete más, propuestos por el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, “al menos cuatro tenían antecedentes de inhabilitación, querellas penales, y nexos políticos con diputados y funcionarios del gobierno central”.

El diputado de Morena indicó que el punto de acuerdo también plantea un exhorto para que la ALDF aplique el principio de máxima publicidad en la convocatoria para la designación de los magistrados.

Señaló que “para este 2018, existen siete vacantes de magistrados (en el TSJ) que deberán ser cubiertas conforme al procedimiento señalado en la Constitución, el estatuto y la ley. En sus manos estará la supervisión de resoluciones emitidas por los jueces en las materias penal, familiar, civil mercantil y de justicia para adolescentes”.

Por ello, pidió al jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, que al momento de enviar sus propuestas para ocupar las vacantes de magistrados en el TSJ, cumplan con lo establecido por los artículos 95 y 122, inciso A, fracción IV, de la Constitución mexicana, a fin de garantizar su independencia e imparcialidad.

“La independencia de todo órgano que realice funciones jurisdiccionales es indispensable para el cumplimiento de las normas del debido proceso en cuanto al derecho humano; en su ausencia, se afecta el derecho de acceder a la justicia, se genera desconfianza y hasta temor; se termina por orillar a las personas a no recurrir a la los tribunales”, enfatizó.

Romero Tenorio subrayó que debe imperar la selección con base en el mérito y las capacidades, así como la singularidad y especificidad de las funciones que desempeñarán, de tal manera que se asegure la igualdad de oportunidades, sin privilegios o ventajas irrazonables.