El Partido de la Revolución Democrática (PRD) acoge propuestas de 160 organizaciones de la diversidad sexual agrupadas en la Coalición Mexicana LGBTTTI+, que pretende impulsar su incursión en los temas de la vida política, social y electoral.

Luego de la reunión del pasado 20 y 21 de enero en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, 160 activistas LGBTTTI de 31 estados analizaron y discutieron los temas que, desde su perspectiva, se requiere integrar a las propuestas electorales de quienes aspiran a un cargo de elección popular este 2018.

En un comunicado, el PRD apoyó ese ejercicio plural y democrático de las organizaciones civiles, reconoció el esfuerzo de quienes convocaron y se sumó a las propuestas y exigencias que resultaron de ese importante encuentro.

El PRD ratificó la propuesta de agenda de la diversidad sexual que se ha construido desde su Secretaría Nacional de Diversidad Sexual (SNDS) en los últimos dos años, mediante un foro realizado en 2016 en el Senado de la República, que tuvo como resultado la investigación para un Diagnóstico Nacional sobre la Situación LGBTTTI en México.

Señaló que en cinco encuentros regionales en Querétaro, Michoacán, Jalisco, Morelos y Veracruz en 2017 llevaron a cabo la Convención Nacional de la que resultó una propuesta de agenda nacional en temas electorales y políticas públicas, en donde más de 350 activistas LGBTTTI deliberaron sobre la urgencia de elaborar proyectos de ley y políticas públicas enfocadas a garantizar los derechos de la población de la diversidad sexual.

El partido del sol azteca señaló que seguirá impulsando los temas que proponen, como la no discriminación por preferencia y orientación sexual, la Ley de Sociedades de Convivencia, iniciativas de matrimonio civil igualitario e identidad de género.

Así como la tipificación de los crímenes de odio y muchos otros temas que este instituto político ha impulsado en la Ciudad de México y en los estados que gobierna o ha gobernado, y en legislaturas en las que se han dado condiciones para avanzar en materia de reconocimiento de derechos.