El grupo Ángeles de la Frontera anunció que solicitará visas humanitarias para que las familias de ambas californias puedan reunirse en el Parque de la Amistad en Estados Unidos, pues en 2018 la Puerta de la Esperanza no abrirá.

El también director de la Casa de México, Enrique Morones manifestó que espera reunirse en los próximos días con abogados de migración y con el cónsul estadunidense para revisar el tema de las visas humanitarias.

Indicó que desde el año pasado se tenía el compromiso de abrir la Puerta de la Esperanza el 7 de octubre para el Teletón, sin embargo, este evento se canceló debido al temblor que sacudió al centro del país el 19 de septiembre.

Aun así, abundó, lograron reagendar el evento para este 24 de marzo, en busca de conseguir una manera de conectar a las familias de ambos lados de la frontera.

Dijo que recién sostuvo pláticas con el actual jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego, Rodney Scott para lograr que se abriera dicha puerta, pero no se logró debido a su postura de no abrir la puerta en el Valle Imperial cuando fue jefe allá.

“Ya tuve una reunión con el nuevo jefe de la patrulla fronteriza, Rondey Scott, él fue jefe de la Patrulla Fronteriza en Valle Imperial en 2016 y 2017, platicamos para abrir la puerta en Calexico y dijo que no”, expuso.

Explicó que ésta es la segunda vez que no los dejan abrir la puerta, pues en 2013 un padre y su hija se abrazaron durante la apertura del portón de manera inesperada, por lo que cerraron la vía durante 2014.

Sin embargo, Angeles de la Frontera logró gestionar y reabrir la Puerta de la Esperanza en 2015, “ya llevamos seis veces que se ha abierto la puerta y queremos continuar abriéndola, este año será difícil por la postura de Rodney Scott”, anotó.

“Tenemos que continuar con las actividades, por eso estamos proponiendo la visa humanitaria, y que las personas se puedan abrazar en el Parque de la Amistad, estoy convencido que no solo se va a abrir la puerta, sino que ya no habrá muro”, señaló.

Agregó que entre los planes de Angeles de la Frontera para 2018, que incluye ayuda binacional, seguirán colocando agua en el desierto, empezando hoy sábado con grupos de alrededor de más de 100 personas voluntarias.