El peso mexicano inició la semana con una depreciación de 0.20 por ciento o 3.6 centavos, al cotizar alrededor de 18.67 pesos por dólar al mayoreo, informó Banco Base.

La entidad financiera reportó que la paridad peso-dólar enfrentó presiones al alza durante la jornada, debido al nerviosismo relacionado con el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en particular ahora que inició la sexta ronda, programada para concluir el próximo 29 de enero.

Este lunes no surgieron noticias relevantes sobre el proceso de renegociación, pero sí hubo señalamientos por parte de autoridades de México y Canadá de que la sexta ronda será clave para abordar los temas controvertidos, señaló.

Por ahora, refirió, el tipo de cambio ha respetado la resistencia marcada por el promedio móvil de 100 días, que se ubica en 18.77 pesos por dólar.

En caso de que el mandatario estadounidense, Donald Trump, miembros de su gabinete o el equipo negociador asuman una postura proteccionista, la especulación podría llevar el tipo de cambio hacia el promedio móvil de 50 días que se ubica en 19.06 pesos por dólar, refirió Banco Base.

Por otro lado, en Estados Unidos, el Senado terminó con la suspensión temporal de operaciones del gobierno, luego de que líderes de la mayoría republicana y minoría demócrata en el Senado alcanzaran un acuerdo para ejercer una extensión en el proyecto de ley de gastos temporales hasta el 8 de febrero.

El acuerdo se logró después de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, prometiera que el Congreso discutirá y votará un proyecto de ley para restaurar la protección contra la deportación de los llamados "dreamers", una de las principales demandas de los demócratas.

En ese contexto, el dólar libre se ofertó en 19.06 pesos, nueve centavos más respecto al cierre del pasado viernes, y se compró en un precio mínimo de 17.55 pesos en sucursales bancarias de la capital mexicana.