La Casa Blanca rehusó comprometer su apoyo a una iniciativa legislativa que se ocupe sólo de los dreamers (soñadores) e incluya una ruta a la ciudadanía como lo demandan los demócratas, luego que estos alcanzaron un acuerdo con los republicanos para la reapertura del gobierno.

La vocera presidencial, Sarah Sanders dijo que el presidente Donald Trump no ha cambiado su postura sobre sus demandas en el frente migratorio, aún cuando la semana pasada el mandatario pareció favorecer una iniciativa sobre DACA ‘limpia’, durante su primer encuentro con republicanos y demócratas en la Casa Blanca.

“Nosotros vemos a todos esos (componentes) como partes iguales en este proceso”, dijo Sanders, aludiendo las demandas de Trump para que cualquier iniciativa incluya fondos para el muro en la frontera con México, el fin del programa de lotería de visas y de la llamada migración en cadena.

Cuestionada sobre la posibilidad de que Trump apoye una iniciativa que incluya una ruta a la ciudadanía para los 690 mil beneficiarios de DACA, Sanders evitó responder indicando que ellos apoyarán una solución permanente para los 'soñadores' "y creo que así respondería en ese frente".

Bajo el acuerdo, el líder republicano Mitch McConnnel se comprometió a permitir la discusión y voto en el pleno del Senado de una iniciativa sobre DACA, antes del 8 de febrero, la fecha hasta la que se extenderá el presupuesto temporal negociado con el líder demócrata Chuck Schumer.

Aunque Trump mantuvo un bajo perfil durante el fin de semana después que el viernes fracasó en su intento para lograr un acuerdo con Schumer, Sanders insistió en acreditar la ‘presión’ que este ejerció, como una de las razones por las que los demócratas accedieron al acuerdo.

Aseguró que tanto el mandatario como los republicanos en el Senado se mantuvieron firmes en sus posiciones con respecto a lo que calificaron como las prioridades presupuestales.

“Creo que los demócratas se dieron cuenta de que la postura que tomaron, era indefensible, y que tenían que enfocarse primero en darle fondos a nuestro ejército; proteger a los agentes de la patrulla fronteriza, y financiamiento para niños indefensos a través del programa CHIP”, indicó.

En una declaración por escrito leída por Sanders al inicio de su conferencia de prensa, el presidente se dijo complacido de que “los demócratas en el Congreso hayan recuperado el sentido” y aceptado reabrir el gobierno, y pareció condicionar su apoyo a un eventual acuerdo migratorio.

“Como siempre he dicho, una vez que se financie al gobierno, mi administración trabajará para resolver el problema de la muy injusta inmigración ilegal. Haremos un trato a largo plazo sobre inmigración sí, y solo sí, es bueno para nuestro país”, dijo.