Al cierre de 2017, el saldo promedio en Cuenta Individual del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) fue de 61.4 mil pesos, lo que implicó un aumento de 9.7 por ciento respecto a 2016.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), el saldo de la Cuenta Individual de cada trabajador crece con las aportaciones tripartitas de trabajadores, empleadores, así como el gobierno federal.

Durante los últimos cinco años, el saldo promedio por cuenta se incrementó una tasa promedio anual de 6.9 por ciento, que equivale a tres mil 478 pesos promedio al año.

Al cierre de diciembre de 2017, el sistema gestionó tres billones 151 mil millones de pesos, que corresponde a 14.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que representó un incremento neto de 397 mil 400 millones de pesos con respecto del cierre del año 2016.

Al cierre del año, el Sistema administró 60 millones de Cuentas Individuales, las cuales tuvieron un incremento de 4.8 por ciento con respecto del cierre de 2016.

De este total, 68 por ciento corresponde a cuentas de Trabajadores Registrados en las Afores, mientras que 32 por ciento pertenece a Trabajadores Asignados.

En julio de 2017, el SAR cumplió 20 años, tiempo durante el cual se mantuvo el compromiso institucional de administrar el ahorro de largo plazo de los trabajadores mexicanos, para la construcción de una pensión en el momento de su retiro laboral.

Además, de las Aportaciones Voluntarias y los rendimientos que obtienen las Siefores por la inversión de estos recursos en el sistema financiero.

Al cierre de 2017, el Sistema alcanzó un rendimiento anual promedio de 9.7 por ciento; el rendimiento histórico es de 10.5 por ciento nominal anual y de 4.7 por ciento al descontar la inflación.